Hogar sano

Nuestra prioridad es construir viviendas de calidad y sanas para todos

La humedad es un problema de salubridad. La sensación de frío que “nos cala los huesos”, las manchas de moho u hongos en las paredes, etc nos afectan provocándonos, entre otras cosas, deficiencias e infecciones respiratorias como el asma.

En nuestros protocolos integramos el estudio de las caracterísitcas geobiológicas del terreno y el análisis de nuestro entorno, para poder reconocer los factores ambientales locales que nos benefician y los que no, corrigiendo aquello que pueda ser necesario. Mediante la utilización de materiales naturales y sistemas de ventilación eficiente conseguimos regular la humedad del ambiente controlando a su vez la calidad del aire, lo que nos garantiza una calidad del aire interior óptima con un máximo nivel de confort.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe “salud 21, salud para todos en el siglo XXI” el cual puedes leer aquí el hogar es el entorno físico en el que las personas pasan mayor parte del tiempo. El lugar de residencia debe estar diseñado y construido de forma que fomente el mantenimiento de la salud y la protección del medio ambiente